15 de mayo de 2013

Capítulo 5. El Invierno del Hambre

''Me convirtió en una persona fuerte y terriblemente 
agradecida por todo lo bueno que vino después. 
Siento un enorme respeto por la comida, la
 libertad, la salud y la familia...en 
definitiva, por la vida humana''
Audrey Hepburn


1942

Transcurría la guerra mermando el optimismo de muchos, alienando a quienes la estaban padeciendo, acabando con la vida de cientos de personas, pero no eran pocos los que seguían luchando en la medida de lo posible contra ese orden impuesto, contra la crueldad del régimen.

Un día, un miembro de la resistencia informó a una pequeña Audrey de que había un paracaidista británico
escondido en los bosques, estaba a salvo de los alemanes pero no por mucho tiempo, ya que los nazis iban a comenzar a realizar maniobras en dicha zona. Necesitaba ser informado de aquello con la mayor brevedad posible y ponerse a salvo. Así pues, Audrey, que hablaba inglés, aceptó una nueva misión y penetró en el bosque y fue recogiendo flores por el camino para tener una coartada por si algún soldado la paraba. Encontró al paracaidista y le transmitió las intrucciones de la resistencia.


Cuando regresaba al pueblo, dos soldados se dirigieron a ella en alemán y le preguntaron qué hacía en esa zona, disimuló, les dió el ramillete de flores que había elaborado y sonrió inocentemente. Los soldados lo aceptaron y la dejaron marchar.
Localizó al hombre que le había dado las indicaciones y cuando él la miró, ella asintió leventemente, la misión había sido completada.


Audrey y su madre desconocían que Joseph había sido puesto bajo arrestro y condenado a tres años de prisión en Inglaterra y dos más en un campo de detención en la isla de Man.

La casa del baron en Velp



Los alemanes les habían arrebatado casi todos sus bienes y acabaron por utilizar su casa como oficina por lo
que tras recibir autorización, se trasladaron a una casa en Oosterbeek, que ya les habían requisado previamente.Sin embargo, no estaban del todo libres de la presencia alemana, ya que instalaron una radio en el ático. Allí vivieron Audrey, su madre, el barón y su tía.

''Mi madre y yo nos dirigimos a la casa de campo que mi abuelo tenía en Velp, pero no fueron días agradables. Pasábamos días seguidos sin comer, tiritando de frío en una casa sin calefacción ni luz''

El 15 de agosto de 1942, un grupo de holandeses atacó un tren alemán, los nazis respondieron reuniendo al azar a un grupo de éstos, los llevaron al bosque y los fusilaron como advertencia para el resto. El tío de Audrey, Otto, fue una de las víctimas.

''Veíamos cómo colocaban a jovenes contra una pared y les disparaban y cerraban la calle y luego volvían a abrirla y uno podía pasar otra vez por allí''

''He presenciado el indefenso terror humano, lo he visto, lo he sentido, lo he tocado''

Los hermanos de Audrey se vieron obligados a escoger su destino, ya que entonces, los alemanes reclutaban a ciudadanos para que trabajasen en sus fábricas, uno de ellos, Alexander pasó a la clandestinidad negándose a servir para ellos, el otro, Ian, tomó la otra opción. Nadie supo nada de él durante la guerra, al finalizar se enteraron de que había pasado todo ese tiempo trabajando catorce horas al día en una fábrica de municiones.

Durante su estancia en la casa del barón, Audrey encontró en su abuelo la figura paternal que nunca tuvo.

Audrey y una amiga dando un espectáculo en un jardín privado
Continuó estudiando danza en el conservatorio que aún seguía intacto para su sorpresa y el centro se convirtió en un punto clandestino de apoyo a la resistencia.
Allí comenzó a recibir sus primeras críticas elogiosas, a pesar de su temprana edad:

''Puesto que todas ellas están en el inicio de su evolución como bailarinas, no queremos mencionar ningún nombre a excepción del de Audrey Hepburn quien, a pesar de tener sólo doce años, llamó la atención debido a su personalidad y actuación sumamente particulares. Bailó la Serenade de Moszkowski con su propia coreografía''


Programa de una función del conservatorio de Arnhem


En  1944 comenzó ''El Invierno del Hambre'', la gente emigró al campo en busca de víveres, la escasez era cada vez mayor y  no dudaban en dar sus más valiosas pertenencias con tal de tener algo que llevarse a la boca. La guerra por la subsistencia resultaba más dura si cabe que la de resistir al ataque alemán, las bajas temperaturas mermaban los cuerpos débiles y acababa con muchas vidas.

''Comíamos ortigas y todo el mundo intentaba cocinar hierba pero yo no podía con ella''

El aguante físico de Audrey llegaba a su fin, sin comida no podrían aguantar mucho más aunque su cabeza peleara contra todas las adversidades.



Si te ha gustado esta entrada puedes darle a +1 o compartir en Facebook o Twitter .
También puedes dejar tu comentario 

2 comentarios:

  1. Me ha encantado la foto del programa. La historia cada vez se hace más oscura... Anda que quien iba a saber que detrás de esa sonrisa se esconde todo un pasado de calamidades.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra leer eso, pronto llegará la liberación :)

      Eliminar

¡¡Gracias por comentar!! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...