21 de junio de 2013

Capítulo 14. Su affair con Marcel Le Bon y Sauce Piquante


''Me parece que desarrollar un estilo personal está al alcance
 de toda mujer si aprende a conocerse a sí misma''
Audrey Hepburn


Tras el éxito de Sauce Tartare, Cecil Landeau creó Sauce Piquante, que se estrenó el 27 de abril de 1950. Audrey tenía un papel importante en la obra por el que cobraría 15 libras a la semana.
Esta segunda parte estaba compuesta por un conjunto de escenas cómicas y números musicales que satirizaban las películas y obras de teatro de aquel entonces.
En ella, Audrey aparecía disfrazada de una especie de duende con traje dorado representando al espíritu del champán. Además, realizó un solo de danza gracias a la confianza que depositó en ella Landeau.





Audrey continuaba recibiendo buenas críticas y era elogiada por gran parte del público inclusive recibía cartas de admiradores.

Carta de un admirador y Álbum de recortes de Audrey

  Fue entonces cuando uno de sus compañeros, el francés Marcel Le Bon, comenzó a sentirse atraído por Audrey y el sentimiento resultó ser mutuo. Cecil Landeau era muy claro con estos asuntos, no le gustaban las relaciones dentro de la compañía y dado que no había nada que pudiera hacer, esperó a que el amorío concluyera pronto.

Audrey y Marcel Le Bon

La relación de Hepburn y Le Bon, no beneficiaría en nada al espectáculo, la imagen de Landeau se vería perjudicada y además perderían público, ya que sin Audrey soltera, el reclamo sería menor.

Hemos de tener en cuenta, que en los años 50 no existía la misma tolerancia que actualmente, las relaciones no serias, no estaban bien vistas, la prensa hablaba de los matrimonios y divorcios de las estrellas, pero no de los affaires.
La sociedad no toleraba un comportamiento poco casto por parte de actores o cantantes.
 Esto no significa que no se diera o existiera, sino que se ocultaba y se cuidaba con recelo. Era lo mejor para la imagen de un artista.

Además, la situación de la mujer era aún más delicada, no estaba bien visto que tuviera amantes, no pasaba igual con los hombres, que se les 'permitían' las relaciones extramatrimoniales y demás, porque resultaba interesante o gracioso.
Esa doble moral de la sociedad de la cual aún quedan restos.




A esto hay que añadir, que Audrey había sido educada de una manera muy estricta y su actitud con respecto al sexo era de lo más discreta y reservada. No hablaba de su vida privada, lo mantuvo durante toda su carrera y a pesar de sus affaires consiguió mantener una buena imagen y ser considerada una mujer respetable.

La relación de Audrey con Marcel no sólo no concluía, sino que cada vez pasaban más tiempo juntos. Esto no gustaba tampoco a su madre, Ella, quien no quería que Audrey acabase casada con un actor de cabaret.
Landeau tomó las riendas del asunto y incluyó una cláusula de 'no matrimonio' en el contrato de Audrey. Sin embargo, esto no amedrentó a los jóvenes que continuaron con su relación en secreto.Audrey recibía cartas y flores de un anónimo y salía hasta tarde.

Mientras tanto, Audrey, Marcel y otros compañeros estaban creando en secreto una revista musical que querían llevar a gira cuando acabasen sus contratos.

El éxito de Audrey como modelo hizo que se preocupara aún más por su manera de vestir y comenzó a cuidar meticulosamente su aspecto, lo que la benefició cuando se convirtió en una verdadera actriz.


Sin embargo, Sauce Piquante no tuvo tanto éxito como Sauce Tartare y sólo se hicieron 67 funciones. Esto hizo que Cecil Landeau se encontrase con problemas económicos y el agua al cuello.

4 comentarios:

  1. La primera historia de amor de Audrey :)

    ResponderEliminar
  2. Unas fotos muy bonitas. Muy interesante la carta de uno de sus admiradores y los recortes de periódico. Me gustó leer esta nueva historia de la vida de Audrey, Bsinss:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leer el blog. Un beso Ma Pilar :)

      Eliminar

¡¡Gracias por comentar!! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...